viernes, 7 de marzo de 2014

Simientes

No perdures demasiado tiempo en el paraíso.
toma pues los huesos de tu padre
que aún yacen vencidos, me dije,
y vete, camina hacia tierras múltiples, hcia penínsulas  hendidas
como serpientes 
de marea.
Sembrarás allí  semillas de  árboles que reinen en altura con los más grandes sueños.
Pintarás sólo un cuadro y poema: una mujer sonriente entre los girasoles.
Peces veteados vendrán a tus anzuelos
y de tus naves tirarán las corrientes
para que asombres al bufeo.
Haz todo lo que quieras  y que   la luz no falte.
No perdures demasiado en el paraíso
ni cultives otras flores que cambien demasiado tu suerte.


Alfredo Vanín
De: Jornadas del tahúr