lunes, 10 de marzo de 2014

POETAS FRENTE AL MAR

En Buenaventura, ciudad sitiada por la violencia del narcotráfico,  la corrupción y la desesperanza, se realizó en septiembre 12 del año pasado el II Encuentro Poetas frente al mar. Un maravilloso aquelarre de poetas que llenaron el auditorio de la Sede Pacífico de la Universidad del Valle, con el auspicio de su rector, el escritor y director de la Sede, Fabio Martínez. Por la noche del mismo día se nos unió el poeta cartagenero Rómulo Bustos, en la terraza del Hotel Estación, bajo una lluvia implacable. No pudo estar presente Mary Grueso.


De izquierda a derecha: Jefferson Perea, Ómar Ortiz, Alfredo Vanín, Elcina Valencia, Medardo Arias, José Zuleta Ortiz, Fabio Martínez.


El evento fue creado por Alfredo Vanín, al interior de la Fundación Pueblos, con apoyos de la Dirección de Poblaciones del Ministerio de Cultura y el Banco de la República, sede Buenaventura.
Para el presente año, contaremos, entre otros,  con la presencia de los poetas William Ospina, Carlos Fajardo, Sonia Truque y Pedro Blas Julio Romero.

Presentación
II ENCUENTRO POETAS FRENTE AL MAR

Tengo que como tengo la tierra tengo el mar,
(…) sino de playa en playa y ola en ola,
gigante azul abierto democrático:
en fin, el mar.
Nicolás Guillén, de “Tengo”

Poetas frente al mar surge  de la convicción de que la poesía tiene su entorno natural en cualquier lugar del planeta, o del universo. Y sobre todo en el mundo marino, donde las civilizaciones se hicieron más fuertes, donde el canto poético se llenó de aedas y  de bardos, de juglares, de marineros y embusteros, y las historias se hicieron mucho más densas, desde donde se emprendieron hazañas fabulosas, míticas, como también colonizaciones sangrientas de despojo.
Sin embargo, al mar le debemos el sentido de existir en el planeta. El mar abierto y democrático, como diría Nicolás Guillén, limita con todos los mundos conocidos de la Tierra.
El mar, sinónimo de inmensidad, de infinitud, de ciclos abiertos, ha sido un tema perenne de la poesía, metáfora de la soledad, del amor inconmensurable, y del destino. Homero lo expresó, como también Paul Valery y Rafael Alberti; del lado de la América nuestra el desaforado Neruda y más acá nuestro poeta Helcías Martán Góngora.
Poetas frente al mar se inicia en Buenaventura en el año 2012, frente a una desgarrada bahía llena de desencuentros y violencias, de causadas por el gran capital de todas las pelambres. Surge con el ánimo de hermanar la sensibilidad poética con la insensibilidad social y política; con el ánimo de llegar al corazón de todos y lanzar un canto en medio de la desazón y el desgarramiento, porque no hay vida sin esperanza.

·       Porque el Pacífico está lleno de poesía
·       Porque la poesía no se puede desfigurar frente a la alegría, pero tampoco se puede doblegar ante la tragedia.

Poetas frente al mar es una respuesta llena de versos, de prosa poética, pero sobre todo de oleajes y de sentimientos.